Ejercicio de creación:

Si gusta de crear tómese un tiempo considerable para detenerse en los objetos que habitan junto a usted. Abra con tiempo una a una esas cajitas preciadas que tiene sobre su escritorio, pula, saque brillo. Recorra también los cajones más difíciles (para mi los del patio) ¿Ha pensando quienes son esos concubinos poco considerados que habitan junto a usted? … Yo disfruto fotografiarlos.

Cuando me encuentro en pleno ejercicio pienso: ¿Cómo registrar uno de esos pequeños descubrimientos que suelen apoderarse de mi? Me refiero a las manifestaciones microscópicas que encuentro en estas cajas y cajones; que me muestran algo secreto, oculto, desconocido de mi historia familiar y, por ende, de mi misma…

Una flor de metal- un prendedor- que juega con una sólida barra de hierro. Él heredado de parte de mi abuela, ella -la barra sólida- es una herramienta de construcción de mi abuelo. Ambos conviven en mi casa. Me es imposible librarme de esta herencia. Su presencia desafía la fuerza del género, la sutileza de lo femenino y el poder de la palabra.

La herencia…